Francisco Javier Gisbert: “Los empresarios somos más fuertes cuando nos unimos para reivindicar nuestros derechos”

Consejero Delegado de Gestaser

¿Cuál ha sido su trayectoria profesional?

Soy ingeniero de formación y profesor asociado honorífico de la Universidad de Alicante, en el departamento de Ingeniería Civil. Empecé mi andadura profesional en Aguas de Valencia, como parte del equipo para la realización de estudios técnicos y posteriormente participé en el área de gestión de servicios públicos vinculados con el agua (depuradoras, obras hidráulicas…) en la provincia de Alicante. Posteriormente, la compañía amplió su ámbito de actuación a otros servicios públicos como la recogida de residuos y la limpieza diaria. Esa fue mi primera experiencia en el sector de la limpieza.

Unos años después puse en marcha en Villena la empresa Gestaser, una constructora en la que, al principio, participaban otros socios locales. Con el paso del tiempo me convertí en el único propietario de la firma y decidí dar un paso hacia otros servicios, volví a mis orígenes con la gestión de servicios públicos.

¿Y cómo se le ocurre apostar por el mundo de la limpieza?

Gestaser empezó su andadura en 2008 en plena crisis. Nuestros primeros proyectos fueron obras, en un momento en el que escaseaban. Poco a poco nos fuimos haciendo un espacio en el sector y crecimos para consolidar nuestra posición. Desarrollamos un plan estratégico para ver en que áreas podíamos evolucionar en los siguientes años y apostamos por complementar nuestro eje de actuación en obra pública y por otras dos líneas de negocio más: obra para clientes privados y gestión de servicios públicos.

En 2015, cuando asumí el control total de la empresa, apostamos por la gestión de servicios públicos, fundamentalmente centrados en el mantenimiento de infraestructura y trabajos de limpieza de todo tipo.

¿Y en esta década ha cambiado mucho el sector de la limpieza?

Sí, sí, la verdad es que ha cambiado mucho. Ha habido un proceso de transformación de todos los sectores en mayor o menor medida. En la limpieza se ha producido una sensibilización por el uso de productos que son más adecuados para el medio ambiente; se ha producido un proceso de digitalización de todos los procesos; y se ha producido un avance en el establecimiento de mejoras sociales, con la implantación de planes de igualdad y en la integración de personas en riesgo de exclusión.

¿Qué servicios ofrece la empresa a los clientes?

El 75% de nuestros clientes son administraciones públicas, y el resto, clientes privados. Prestamos servicios de limpieza urbana y en edificios públicos; también trabajamos para empresas de agroalimentación; en el cuidado de infraestructuras como puertos, aeropuertos y en la gestión de plantas de residuos.

¿Han notado algún cambio desde que empezó la pandemia con respecto a los servicios que os están demandado?

Sí. Antes, el cliente solo se fijaba en que todo estuviese limpio como había indicado. Ahora hay más preocupación por los protocolos de limpieza que se están utilizando. En ese sentido, en AELPA tenemos un protocolo de desinfección que aplicamos con rigor todas las empresas, es común para todos los asociados para cumplir con la normativa.

¿Cree que todas las empresas del sector tienen las mismas oportunidades en el mundo de las licitaciones?

La Ley de Contratos del Sector Público, en su preámbulo, dice que la intención de la norma es que haya igualdad de condiciones entre todos los licitadores. La realidad no es esa, la realidad es que existen empresas con centros especiales de empleo con bonificaciones de la Seguridad Social que reducen sus costes y les permite realizar propuestas mucho más ajustadas. Esto les proporciona una ventaja competitiva. En esas situaciones, empresas como la nuestra no pueden competir.

¿En las licitaciones se debería tener más en cuenta factores de sostenibilidad en los productos?

Sí, es una situación que se está dando cada vez con más frecuencia. La Administración hace mucho hincapié en los valores medioambientales dentro de las licitaciones de servicios. Es una realidad que existe una clara apuesta por la sostenibilidad.

¿En este momento tan complejo se valora de manera adecuada a los profesionales de los servicios de limpieza?

Es una realidad que se está viendo cada día. Es algo positivo que podemos extraer de esta pandemia, un tiempo en el que se está valorando más nuestros servicios. Ahora nos miran como un servicio importante para su producción y también para la lucha contra la pandemia.

¿Estar en primera línea ha servido para visualizar algo que ya era habitual?

Así ha sido.

¿Cómo ve el futuro de la empresa?

Yo soy optimista por naturaleza. Aunque nuestra llegada al sector es reciente, no hemos dejado de crecer. Además, en los últimos ejercicios hemos conseguido adjudicaciones de larga duración, un pilar fundamental para nuestra consolidación. Esto nos da cierta tranquilidad para afrontar el futuro inmediato, que va a ser difícil para todos los sectores.

¿Qué posibilidades ve para el sector en el futuro?

Vivimos tiempos de gran incertidumbre, sobre todo para el sector privado, ya que muchas empresas están viviendo un paulatino proceso de reducción de producción y eso provoca menos demanda de servicios de limpieza. En estos momentos complicados, el sector público está intensificando su apuesta por la limpieza. Por tanto, estamos convencidos de que los contratos públicos tendrán continuidad.

¿Por qué es importante para una empresa estar en una asociación como AELPA?

El asociacionismo es fundamental. En Gestaser apostamos por participar en organizaciones empresariales en todas nuestras líneas de negocio. Estoy convencido de que la unidad fortalece a las empresas, sobre todo a la hora de negociar, tanto con proveedores como con clientes. Las asociaciones empresariales defienden los intereses del colectivo e impiden que nos impongan condiciones que no son adecuadas. Los empresarios somos más fuertes cuando nos unimos para reivindicar nuestros derechos.

Una empresa tan exigente como ésta ¿le deja tiempo libre?

La verdad es que es un proyecto muy exigente que me deja poco tiempo libre, pero el que tengo intento dedicarlo a la familia y al deporte, me encanta el deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *