Entrevista a D. Eduardo Corredor Soler, presidente de AELPA: “Trabajaremos juntos para recuperar los precios y la eficacia de antes de la crisis”.

entrevistas-aelpa

Eduardo Corredor, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Limpieza de Edificios y Locales de Alicante (AELPA) y presidente de la Federación de la Comunidad Valenciana de Empresas de Limpieza (FECVAEL).

“Trabajaremos juntos para recuperar los precios y la eficacia de antes de la crisis”

La presión sobre los precios y los recortes en servicios han marcado al sector de la limpieza en estos últimos años. Las pymes, representadas en organizaciones como AELPA, han sufrido además el progresivo desplazamiento de su actividad al sector privado al no poder asumir los retrasos de los pagos de la administración en las licitaciones públicas. En esta entrevista el presidente de AELPA, Eduardo Corredor, habla de la situación y retos de las pequeñas empresas de limpieza de Alicante.  

PREGUNTA. Los últimos datos sobre el sector de limpieza de la consultora DBK en el estudio sectorial “Empresas de Limpieza” revelan que hay 27.700 empresas en toda España y que es un sector con una gran atomización. ¿Se reproduce este modelo empresarial en la provincia de Alicante?

RESPUESTA. Totalmente. Según los datos del Directorio Central de Empresas (DIRCE) el 94% de las empresas de limpieza en España tiene menos de 20 empleados. Y de ese porcentaje el 43% es autónomo sin asalariados. Esto implica que nos encontramos ante un sector muy atomizado con muchas empresas pequeñas. Este modelo se da también en Alicante basado sobre todo en el mercado de la comunidad de propietarios, que es el que más se mantiene. También hay muchos autónomos con dos o tres trabajadores que, en ocasiones, no están contratados por todo el tiempo que trabajan con lo que supone… Y después hay muchas empresas de entre 20 y 60 trabajadores que parten de haber cogido algún contrato importante y de haber ido anexando otros contratos pequeños. Finalmente durante muchos años en Alicante y Valencia ha habido un grupo de empresas que trabajaba con administraciones públicas y entidades financieras, pero cuando las administraciones comenzaron a no pagar en condiciones, estas empresas fueron relegadas al sector privado, dejando ese mercado en manos de las grandes compañías con mayor aguante financiero.

PREGUNTA. Las empresas de limpieza se enfrentan a un reto importante: la propuesta de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) que aboga por la contratación centralizada ¿Cómo les afecta el proyecto de contratación centralizada?

RESPUESTA. Lo que parece que quiere hacer la administración es homologar a un número determinado de empresas de limpieza y sacar grandes lotes. Ahora mismo por la forma de pago, por la infraestructura que requieren, y por la financiación que necesitas, ya se elimina a muchísimas empresas de limpieza de estas licitaciones, dejando estos contratos en manos de multinacionales y grandes empresas, cuando muchas de ellas ni siquiera tributan en este país. Nos oponemos frontalmente porque será un reparto para cuatro en vez de para todos. Creo que la administración nos quita la opción de poder trabajar con la administración a la que pagamos nuestros impuestos.

PREGUNTA. ¿Puede implicar desaparición de tejido empresarial?

RESPUESTA. Sí. Y destrucción de muchos puestos de trabajo. Podrían trabajar con empresas que tienen sus órganos administrativos en cualquier otro país del mundo y que están implantadas ya en España.

PREGUNTA ¿A qué otras dificultades se enfrentan?

RESPUESTA. Una muy importante es la forma de licitar de la administración porque no se mira la calidad y se prima el criterio económico. Y las empresas se ven obligadas a hacer rentables esos contratos a costa del servicio o de la calidad. La morosidad es otro problema porque si suspendes un servicio por falta de pago del cliente, te quedas con los trabajadores y les tienes que pagar hasta que haya una sentencia. Los retrasos en los abonos es otra dificultad porque se siguen produciendo a pesar de la Ley con pagos a 120 o 150 días en empresas privadas y con retrasos de 4 o 5 meses en algunas administraciones, según quejas que hemos recibido. Y finalmente, aunque todas las empresas tienen que limpiar sus instalaciones, es una partida que siempre se puede tocar porque es externa y ahora sufrimos reducciones de tiempo de servicio, precio, etcétera. Pero trabajaremos todos juntos para recuperar los precios y el nivel de eficacia que manteníamos antes de la crisis.

PREGUNTA. ¿Cuáles son los retos para este 2015 desde AELPA?

RESPUESTA. En lo profesional hay dos fundamentales: la negociación del convenio colectivo provincial, que ya hemos denunciado; y aclarar qué va a ocurrir con la certificación profesional ya que en 2016 todos los sectores tienen que tener una certificación profesional. Es importante porque las sustituciones se hacen de un día para otro y los trabajadores tienen que estar certificados. Y el curso tiene el equivalente a un título de FP. Nosotros ya impartimos cursos en los que los trabajadores obtenían carné profesional y queremos que parte de ese curso sea homologado ya que es una formación reglada. Y como asociación tenemos por delante el reto de participar activamente, junto al Ayuntamiento de Alicante, en la elaboración de un pliego de condiciones para la contrata de la limpieza de centros educativos y dependencias municipales, velar por la transparencia, conseguir que los inspectores cotejen que el personal a subrogar se corresponde con el que hay en realidad, y para que se permita una mayor concurrencia de las pymes alicantinas con la división de la contrata en lotes. Así se lo trasladamos en una reunión celebrada a principios de febrero al nuevo alcalde, Miguel Valor y es lo que nos piden las pymes de la provincia con las que nos hemos reunido.

 

PREGUNTA. El sector facturó en España 9.290 millones de € en 2013, el 1% menos que en 2012 y el 3% menos que en 2011, según el INE. Sin embargo, y pese a que las previsiones para 2014 auguran otra caída del 0,5% hasta los 9.150 millones de €, se espera un repunte en 2015. ¿Cómo se percibe en el ámbito provincial?

RESPUESTA. No disponemos de los datos pero es lógico pensar que sí hay descenso porque ha habido muchas reducciones, y las contrataciones no han aumentado ni en cantidad – ya que han cerrado muchas oficinas y empresas- ni en precio, porque se ha bajado hasta en un 30%. Es posible que los datos nacionales sean así al incluir a grandes y pequeñas empresas. Con respecto al repunte del mercado, nuestro sector entró en la crisis más tarde cuando lo hicieron muchos de nuestros clientes fuertes. Pero nuestra salida será más difícil porque nuestros clientes se han acostumbrado a menos limpieza y tenemos que retomar el nivel de servicio que había antes de la crisis. En algunos casos será suficiente lo que hay pero en otros no, porque es evidente el nivel de suciedad que podemos encontrar en determinados lugares.

PREGUNTA. El número de empresas casi se duplicado desde el año 2000, por la externalización progresiva del servicio de limpieza. Sin embargo el crecimiento continuado, de entre el  5 y 10% anual, se ralentizó a partir de 2008 coincidiendo con la crisis económica. ¿Cuál es la percepción ahora?

RESPUESTA. Los dos últimos años, 2013 y 2014, de los que todavía no tenemos datos estadísticos, es más que probable que no haya habido crecimiento en el número de empresas sino incluso un descenso por el empeoramiento de la economía, las políticas de recortes de gasto de administración y empresas, y por el cierre de sedes, oficinas o industrias. Al menos así lo percibimos en la provincia de Alicante donde estimamos que hay unas 200 empresas operando con el epígrafe 812 aunque la limpieza pueda no ser su principal actividad.

PREGUNTA. La subrogación de personal es otra de las características de este sector. ¿Les beneficia o les perjudica?

RESPUESTA. Ambas. El origen de la subrogación está en el artículo 7 del antiguo Estatuto de los Trabajadores y en todos los convenios  de limpieza. La subrogación también está en otros sectores como la seguridad y en teoría en todos los contratos de mantenimiento para que se conserve el puesto de trabajo de un empleado que, en el caso de la limpieza, lleva más de cuatro meses desarrollando una labor aunque después entre otra empresa. El trabajador queda adscrito al contrato – no al servicio- para que no se produzca una sucesión continua de trabajadores. Está muy claro en una contrata de un hospital porque cada año o cada dos años no puedes cambiar 200 trabajadores de golpe. Pero es más incomprensible cuando se trata de un contrato con un cliente de una hora diaria porque si cesa la empresa el trabajador debe ser absorbido por la empresa entrante. Esto genera muchos problemas e incidencias con clientes porque lo normal es que termine el contrato y desaparezca ese trabajador. A esto se une que hay clientes que cada año cambian de empresa, lo que impide dar solidez al servicio. Quizá sería necesario una modificación de la Ley de contratación para que la relación trabajador-empresa y empresa-cliente estuviera interrelacionada.

PREGUNTA ¿Qué quiere decir con darle solidez al servicio?

RESPUESTA. En la administración se produce mucha rotación de proveedores al cambiar cada año de empresa de limpieza. Por eso las grandes empresas que están un año, lo que hacen es gestionar el dinero e intentan que el servicio sea lo más rentable posible. Antes no se funcionaba así y muchas empresas intentábamos dar un servicio más personalizado aunque fuera la administración, y si había una queja o incidencia se resolvía enseguida. Ahora con las grandes empresas entras en su dinámica de teléfono, partes y supervisiones y cualquier incidencia tarda mucho en ser resuelta o si se pueden librar de resolverla porque en el contrato no esté bien estipulado, no se resuelve.

PREGUNTA. ¿Qué nuevas formas de funcionamiento se podrían implantar por parte de las administraciones y proveedores para mejorar la calidad del servicio?

RESPUESTA. Hay una cosa muy importante en las licitaciones de las administraciones y es que desde que manda el precio, estamos al amparo de que las empresas que entren quieran hacer bien su trabajo. Porque si no cobran bien y han ido a precio, tratan de sacar rentabilidad ahorrando servicios, o no haciendo sustituciones de ninguna clase, atrasando el envío de materiales, que éstos sean más económicos, y si hay trabajos que requieren de equipos más especializados como limpieza de cristales en altura, limpieza de fachadas o tratamientos de suelo, lo que hacen es retrasar su periodicidad o que ni siquiera se hagan en todo el contrato porque muchos ayuntamientos y administraciones no tienen a nadie que controle cómo se presta ese servicio, o si lo tienen, están en las centrales de Madrid o Valencia.

Y luego habría que adaptar los contratos. Como he dicho antes el contrato debería estar sujeto al servicio para que, en caso de que haya incidencias de contrato por un mal trabajo del empleado, que éste finalice si finaliza el contrato.  Así la subrogación no supondría situaciones injustas. Quizá debería valorarse que las grandes contratas y la administración mantengan la subrogación, pero que la empresa que presta un servicio de mantenimiento de limpieza privado no. Esto también beneficiaría a nuestros clientes ya que externalizan un servicio para ahorrarse problemas y resulta que se encuentran con que el trabajador se puede quedar sujeto a ese contrato. Otras veces ocurre justo lo contrario quieren trabajar  con ese empleado porque les gusta pero no con la empresa y no cambian de empresa porque desconocen que existe subrogación automática.

Y finalmente hay un tercer problema y es que las empresas que presupuestan un servicio no informan de la subrogación y cuando el cliente se entera carga contra la empresa saliente y no contra la entrante. Para tener una buena praxis se debe informar al cliente de la subrogación e informar del nombre de la empresa y de la antigüedad del trabajador ya que es obligado que se les mantengan todas las condiciones laborales adscritas a su contrato en los mismos derechos y obligaciones. Esta buena praxis de informar de la subrogación nos facilitará además elaborar presupuestos acordes al coste laboral ya que representa más del 80% del presupuesto.

PREGUNTA.  ¿Cuál es el perfil del trabajador de las empresas de limpieza?

RESPUESTA. Habitualmente en un elevado porcentaje es personal femenino, a no ser que se dediquen a la limpieza industrial. Antes eran amas de casa que intentaban complementar el salario de su marido o mujeres que querían tener unas horas de trabajo para disponer de recursos propios, con edades medias más bien elevadas.  Ahora las necesidades hacen que haya gente de menor edad y que tenga un nivel cultural más elevado. Son cambios que tienen que ver con la transformación de la sociedad.

PREGUNTA: ¿La llegada de la crisis ha modificado este perfil o ha favorecido la incorporación del hombre?

RESPUESTA. Sí. Siempre se han necesitado hombres para determinadas tareas, sobre todo en limpieza industrial. Con el boom de la construcción hubo un descenso de hombres en nuestro sector porque se iban a la construcción. Ahora en cambio hay casi tanta demanda de hombres como de mujeres e incluso matrimonios.

PREGUNTA. Su sector se caracteriza por tener mucho empleo fijo…

RESPUESTA. Las plantillas fijas son grandes en plantillas antiguas y además, las subrogaciones y grandes contratos mantienen puestos de trabajo. Y es importante porque si quieres dar un buen servicio a un cliente tienes que tener un buen empleado, que es al final quien fideliza al cliente, y es más difícil que esto ocurra si es temporal o periódico. El buen trabajador conoce al cliente, sus hábitos, qué quiere que esté en excelentes condiciones…es un trato muy personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *